La mayoría de los casinos online ofrece a sus jugadores una opción muy conveniente: la posibilidad de jugar sin descargar ningún software, jugando de manera instantánea con acceso al casino online desde el navegador del jugador. Esto permite jugar sin descargar programas e instalarlos, ahorrando tiempo y espacio en el disco duro del ordenador. Las versiones de los casinos sin instalación ofrecen los mismos juegos que el software descargable, por lo que son una buena opción cuando se quiere echar una partida rápida de ruleta en cualquier sitio o en cualquier ordenador.