Farkle

Farkle es un juego popular de dados, también conocido como farkel, hot dice, zonk, 10 thousand, wimp out, y buzzball. El juego se hace con seis dados, que se mezclan en un pequeño bote, y los jugadores los lanzan, para contar los puntos según unas reglas determinadas. El objetivo del farkle es el ser el primero en conseguir 10.000 puntos.

La partida comienza cuando un jugador lanza seis dados en la mesa, después de haberlos movido dentro del bote. La mayoría de Casinos ofrecen botes virtuales, para que los jugadores sólo tengan que hacer click para lanzar los dados online, con resultados totalmente aleatorios. Tras cada tirada, el jugador cuenta los puntos que ha conseguido, y decide qué dados mantiene y cuáles vuelve a tirar de nuevo. Es importante tener en cuenta que no todos los dados darán un resultado que permita hacer puntos, por lo que a menudo, el jugador deberá hacer varias tiradas. Después de que el jugador haya hecho sus tiradas, el bote se pasa al jugador siguiente, que tendrá la oportunidad de hacer sus lanzamientos.

El jugador puede acabar su turno después de cualquier tirada, y acumular los puntos que haya conseguido. Se permiten hasta seis lanzamientos, porque después de cada tirada el jugador tiene que mantener como mínimo un dado sin tirar, aunque puede escoger mantener el resultado de varios. Si todos los dados, los seis, puntuan en la primera tirada, el jugador dice “hot dice”, anota sus puntos para su resultado final, y empieza otro turno, lanzando de nuevo los seis dados.

La manera de puntuar es la siguiente: 1, 5, y tres dados que muestren el mismo número (con diferentes maneras de puntuar para números distintos). Todo el resto de dados y combinaciones de dados no dan puntos. Esta tabla que sigue muestra cuántos puntos se dan por cada combinación.

Combinación de dadosPuntuación
Cada 550
Cada 1100
Tres doses200
Tres treses300
Tres cuatros400
Tres cincos500
Tres seises600
Tres unos1000

Por ejemplo, si un jugador lanza 1-3-4-2-2-2, tiene las siguientes opciones:

  • Quedarse con los doses, consiguiendo 200 puntos, y tirar el resto de dados (tres) de nuevo.
  • Quedarse sólo con el 1, consiguiendo 100 puntos, y tirar el resto de los deados (cinco) de nuevo.
  • Mantener los tres doses y el uno, consiguiendo 300 puntos, y tirar los otros dos dados.
  • Mantener los tres doses y el uno, quedándose con 300 puntos, y no lanzar ningún dado más.

El riesgo consisste en que cualquier tirada puede dejar al jugador de farkle sin puntuar, perdiendo todos los puntos. Esto pasa cuando ninguno de los dados puntúa, dejando al jugador sin más puntos que ganar tras una tirada. Por ejemplo, si se tiran 1-2-3-5-5-5 en la primera tirada, y se queda el jugador con los tres 5 y el 1, y luego tira, consiguiendo 4-6, hace un 'farkle', porque su segunda tirada no consiguió puntuación. Esto implica la pérdida de los puntos de las anteriores tiradas. Por lo tanto, una vez que has puntuado lo suficiente con varios dado en la primera tirada, a veces es mejor no aventurarse una segunda vez.

También es importante tener en cuenta qué combinaciones de dados han de ser conseguidas en una sola tirada. Esto implica que dos 5 conservados de la primera tirada no se añaden a un 5 solitario de la segunda para conseguir una combinación de tres 5.

Estrategia para el Farkle

Como en muchos juegos de casino, el juego del farkle depende en gran medida de las probilidades y de la suerte, siendo la habilidad un factor secundario para ganar. De todos modos, hay unos cuantos consejos a tener en cuenta cuando se juega al farkle. En primer lugar, siempre se debe echar un vistazo a la clasificación en puntos antes de jugar. Hay muchas variantes del juego que emplean distintas reglas sobre cómo los puntos se otorgan a cada combinación, y algunas incluyen, incluso, combinaciones añadidas que dan puntos adicionales. Conocer la estructura de pagos de cada Casino Online puede llevar a mayores recompensas, y siempre se debe hacer un chequeo de lo que ha salido en los dados, para no perderse cualquier combinación puntuable.

Otra cosa a tener en cuenta es que no siempre hay que mantener los dados que puntúan. Por ejemplo, si se consigue un 1 y un 5 en la primera tirada, se puede mantener solo el 1 y tirar el resto de dados de nuevo. Un 1 y un 5 sólo dan 150 puntos, y aún se tendrían posibilidades de mejorar al tirar de nuevo el resto de los dados. Un dado extra en el bote da más posibilidades de conseguir una mejor combinación.

Siempre es mejor el finalizar el turno cuando sólo quedan uno o dos dados por tirar, porque las posibilidades de tirar un 1 o un 5 no son altas, y tirar un combo de tres es, por razones obvias, imposible. Por supuesto, siempre se puede asumir el riesgo, pero las posibilidades de quedarse en farkle en ese punto son considerables, y el jugador se puede quedar sin nada.

También se debe tener en cuenta que tres farkles seguidos implican la pérdida de 500 puntos del total. Por lo tanto, si se tiran dos farkles seguidos, es mejor conservar cualquier número de puntos en la siguiente tirada, y no volver a tirar los dados, en lugar de lanzar el tercer farkle y perder 500 puntos.