Caribbean Stud

El Caribbean Stud Poker (Poker Caribeño) es un juego popular de casino, de cartas, donde los jugadores apuestan contra la casa, y no contra otros jugadores. Se reparten cinco cartas al jugador para decidir si quiere contra el dealer haciendo call, o bien puede hacer fold y tirar sus cartas si no son fuertes.

El juego de Caribbean Stud Poker empieza con los jugadores apostando. Todos reciben cinco cartas boca abajo, y también el dealer. Una vez las cartas se han repartido, el dealer le da la vuelta a una de sus cartas boca arriba, mostrándola a los jugadores, para que tengan información sobre la mano del dealer. Los jugadores tienen la opción de:

  • Hacer call - una apuesta Call es el doble de la apuesta original obligatoria.
  • Hacer fold – rendirse, perder la apuesta 'ante', y tirar las cartas.

Si el jugador decide hacer call y compite contra la mano del dealer, todas las cartas se enseñan, y hay un 'showdown' entre la mano del dealer y la del jugador. La mano del dealer debe superar a la jugada As-Rey para que pueda entrar en juego y competir contra las de los jugadores. Una vez que las cartas se enseñan, uno de estos tres escenarios tendrá lugar:

  • El dealer no tienen jugada – El jugador es pagado 1 a 1.
  • El dealer tiene jugada y gana al jugador – el jugador pierde sus apuestas (ante y call).
  • El dealer tiene jugada pero pierde contra los jugadores – Los jugadores reciben un pago por su apuesta de ante, 1 a 1, y la apuesta de call se paga así:
  • - 1:1 para pareja o carta alta
    - 2:1 para dobles parejas
    - 3:1 para trío
    - 4:1 para escalera
    - 5:1 para color
    - 7:1 para full
    - 20:1 para poker
    - 50:1 para escalera de color
    - 100:1 para escalera real

Jackpot:

Casi todas las mesas de Caribbean Stud Poker tienen una apuesta paralela, en la que se puede apostar una pequeña cantidad para tener la oportunidad de optar a un gran jackpot. A veces, los jackpots de los casinos online en el Caribbean Stud Poker puenden ser grandes. Los pagos por los jackpots son estos:

  • Royal Flush – 100% del jackpot
  • Straight Flush – 10% del jackpot
  • Poker – cantidad fija (por ejemplo, $1000)
  • Full – cantidad fija (por ejemplo, $300)
  • Color – cantidad fija (por ejemplo, $100)

Estrategia para el Caribbean Stud Poker

La estrategia es muy simple – jugar cualquier pareja que se consiga, y tirar cualquier jugada que no sea A-K. Esta estrategia simple para el Caribbean Stud Poker reduce la ventaja de la casa, y sube significativamente las posibilidades de ganar. Para tener ventaja con la jugada A-K, se debe saber cómo se puede jugar; aquí van algunos consejos:

  • Subir con A-K-Q y A-K-J si el dealer enseña As o Rey en la carta boca arriba. Si el jugador tiene A-K, las posibilidades de que el dealer tenga una pareja alta se reducen, y el A-K puede ser la mejor mano.
  • A-K-Q y A-K-J también deben ser subidas si el dealer muestra cualquier carta desde el 2 hasta el 5. As-Rey será con bastante probabilidad la mejor mano.
  • Si el dealer muestra cualquier carta desde 2 hasta Q, y se tiene la misma carta en mano, hay que subir el A-K.

Hay que tener en cuenta que conseguir una mano fuerte en el Caribbean Stud Poker no es nada común, tanto para el jugador como para el dealer, por lo que no se debe tener miedo a la hora de jugar manos bajas, como pareja o dobles parejas. La mayoría del tiempo, no se recibirá nada o sólo parejas, por lo que hay que aprovechar las manos que razonablemente nos pueden dar la victoria. Mientras que un trío o dobles parejas son comunes, no aparecen con suficiente frecuencia como para preocuparnos de qué lleva el dealer. Otra cosa a tener en cuenta es que muchas veces la mano del dealer no jugará.